Español

Envío gratuito a toda España a partir de 30€ en compras

5 trucos de belleza que se pueden conseguir fácilmente con las esponjas de luffa

Con esta herramienta beauty de origen natural se obtienen beneficios a la altura de gadgets electrónicos o tratamientos de cabina.

No hay nada tan placentero como darse una ducha de agua caliente - más saludable para la piel si es tibia - después de un largo y frío día. Como parte de una rutina de cuidado personal, probablemente tengas algunos productos favoritos que te encantan para cuidar tu piel, y la previsión de adquirir otros gadgets que te permitan aplicar desde casa tratamientos al nivel de un salón de belleza. Sin embargo, antes de realizar ese desembolso, te recomendamos que pruebes los beneficios que aportan las esponjas de luffa, una herramienta totalmente natural y sostenible con la que, si se aplica en clave beauty, se puede conseguir una limpieza de rostro al nivel de un cepillo facial electrónico y una exfoliación corporal similar a la que podemos recibir en una cabina de belleza.

discos de peeling facial de luffa

 

La luffa es una fibra natural que proviene de la carne de las calabazas, una vez que se ha sometido a un proceso de maduración extremo, es decir, una vez que se ha dejado secar por completo. Cuando se alcanza este punto, las calabazas se sumergen en agua y se les retira la piel y las semillas. Cuando la fibra vuelve a estar completamente seca, se corta en secciones y se utiliza como esponja apta para la higiene corporal

También se pueden utilizar como como esponjas y discos desmaquillantes para el rostro dada su poderosa acción de limpieza y exfoliación. Sin embargo, en este caso se recomienda utilizar las esponjas de luffa un máximo de tres veces por semana, ya que frotar en exceso la superficie dérmica con ellas puede tener como consecuencia que se eliminen células sanas de la piel, además de las células muertas. En el caso de las pieles sensibles o que sufran alguna afección cutánea, se recomienda consultar con un dermatólogo antes de considerar su uso.

 peeling facial hombre

Truco 1: Desmaquillar y limpiar en profundidad

Las esponjas de luffa pueden realizar una limpieza profesional y profunda de la piel del rostro, así como devolverle la luminosidad y la uniformidad al tono. Para desmaquillar y limpiar la piel del rostro adecuadamente con estas esponjas vegetales es necesario aplicar, en primer lugar, un cosmético desmaquillante que se encargue de retirar el make up y la suciedad que se acumula diariamente sobre el rostro y, después, enjuagarlo con agua tibia. El siguiente paso es aplicar un limpiador sobre la piel húmeda del rostro y masajear el producto con un disco de luffa previamente sumergido en agua para ablandarlo. Después de esta doble limpieza se debe continuar con el tónico, el sérum y la hidratante que se utilicen habitualmente en la rutina de cuidado facial diaria.

 

Consejos para utilizar una esponja de luffa en el rostro:

- Al ser productos 100% naturales, lo más probable es que encuentres discos de luffa de diferente grosor en cada paquete. Los más adecuados para utilizar en el rostro son aquellos más finos, ya que los gruesos pueden resultar demasiado ásperos para utilizar en la cara. Sin embargo, estos últimos pueden reservarse para exfoliar el cuerpo, ya que son ideales para otras zonas en las que la piel no es demasiado fina y sensible.

- Asegúrate de ablandarla bien humedeciéndola en agua antes de aplicarla en la piel de la cara y no frotar con mucha fuerza, ya que podría exfoliar en exceso y, como consecuencia, dejar la piel con sensación de picazón y eliminar sus aceites naturales.

- Aplica el limpiador con movimientos circulares y sin presionar demasiado.

- Después de su uso, enjuágala bien y deja que se seque por completo al aire libre.

- Sustituye las esponjas con regularidad.

trucos limpieza facial 

 

Truco 2: Eliminar las células muertas de la piel

Las esponjas de luffa son la herramienta de belleza sostenible perfecta para lograr una exfoliación profunda y efectiva, tanto del cuerpo como del rostro. Estas esponjas vegetales se encargan de extraer las células muertas de la piel y de limpiar en profundidad sus poros.

Nuevo método para limpieza de cutis 

 

Truco 3: Tonificar la piel

Esta acción exfoliante profunda, además de eliminar las células muertas de la piel, estimula la microcirculación sanguínea, previene su envejecimiento y elimina la grasa acumulada. Un masaje con una esponja de luffa también se encarga de preparar la piel adecuadamente para la depilación (previniendo los vellos enquistados) y para obtener un bronceado uniforme.

Truco 4: Ideal para limpiar y exfoliar áreas de difícil acceso

Las esponjas de luffa con mango son un gadget de belleza insustituible cuando hablamos de cuidar partes del cuerpo a las que no alcanzamos bien con las manos, como es el caso de la espalda. Debido a esta problemática, la espalda es, precisamente, una de las zonas más extensas del cuerpo donde pueden aparecer brotes de acné difíciles de tratar por uno mismo. Sin embargo, gracias al cuidado que proporciona la luffa, una limpieza y exfoliación suave y periódica de la zona servirá para prevenir la aparición de los temidos e incómodos granitos. Al igual que en cualquier otra parte del cuerpo, se recomienda aplicar crema hidratante después de su contacto con la luffa ya que podría sentirse seca.

 

cosmética sólida  y verde

Truco 5: Contribuye al ahorro en productos de higiene corporal 

Las esponjas de luffa no son solo la alternativa natural y sostenible a las esponjas sintéticas, sino que su empleo también contribuye a que gastemos menos cantidad de productos de higiene corporal y facial gracias a su gran capacidad para generar espuma en la ducha y también a que, como herramienta de belleza, facilita la extensión, absorción y acción de los productos en cada área del cuerpo. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados